Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Karla es asistente administrativa. Tiene 27 años y trabaja en una empresa de comercialización de productos.

Su habilidad para el manejo informático y la empatía que manifiesta con los clientes la ha consolidado en su puesto de trabajo.

Sin embargo, Karla ya no está satisfecha en su empleo. Desempeñar las mismas actividades cada día ha provocado comodidad y aburrimiento. Su proactividad y efectividad ha disminuido y cree que es momento de cambiar de empleo, pero ¿Cómo? Si el mercado laboral está saturado y debe cumplir con sus compromisos económicos familiares.

Este es uno de los miles de casos, en los que jóvenes en edades laborales experimentan desinterés  en sus empleos. La imposibilidad de cambiar sus actividades los somete a un estado de completa desidia e inconformidad, lo cual afecta seriamente en su desempeño.

La rutina juvenil laboral es  concebida como  el hábito de hacer las cosas de una forma determinada y es el mayor enemigo de las aspiraciones en el trabajo.

La persona rutinaria establece un patrón que sicológicamente lo coloca en la inercia sicológica y emocional, esto permite que las personas asuman que ya tienen solventadas sus necesidades y no deben esforzarse más-

Lo niveles de rutina cambian de acuerdo al trabajo. Algunos son extremadamente operativos, con horarios definidos y procesos que no permiten movimientos significativos. Esto afecta la psique del empleado y por ende la calidad del trabajo.

Algunos síntomas visibles de desgano y rutina laboral son los excesivos permisos, enfermedades que normalmente son controladas, pero que en ellos resultan en incapacidad, llegadas tardías, actitud agresiva o displicente, entre otras…. 

Sin embargo, existen algunas estrategias que pueden fortalecer las actividades que se realizan a diario y cambiar la perspectiva dentro del puesto que se desempeña.

Las capacitaciones o actualizaciones a través de seminarios y cursos permiten que el trabajador reconozca nuevas formas de accionar y refrescarse con algunos conocimientos tecnológicos o estratégicos claves.

La reingeniería es otra forma en la que el empleado puede superar la rutina y aprender o enfocar  en otras áreas sus habilidades.

Asimismo, es importante reconocer cuál es el objetivo de vida en cuanto a superación personal y profesional y trazar un plan viable,  que permita cumplirlo, en un determinado espacio de tiempo, y así poder  visualizar la importancia de cada tarea en su lugar de trabajo en vías del logro de un fin deseado.

 

0
0
0
s2sdefault