Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los tomates no son venenosos

Un día como hoy en el año 1820, se desmiente la creencia popular de que los tomates eran venenosos, abriendo las puertas para que las culturas occidentales consumieran salsa de tomate, gazpacho y sándwiches de tomate con entusiasmo. 


El tomate es originario de Sudamérica, donde primero se cultivó en las tierras altas de Perú, cuando llega a Inglaterra, se pensó que era venenoso. Uno de los primeros sembradores de la fruta, un asistente en la compañía Barber-Surgeon llamado John Gerard, creyó que eran venenosos porque contenían bajos niveles de la toxina química tomatina. 

Afortunadamente para los glotones del mundo, el Coronel estadounidense Robert Gibbon no creyó los rumores. El 28 de junio de 1820, durante el pico de temporada del tomate, desmintió el mito popular en una demostración pública en las escaleras de los tribunales de Salem, New Jersey, cuando ingirió un tomate sin problemas. 

Los estadounidenses, y enseguida los británicos, comenzaron a comer los jugosos tomates en cantidades, y éstos adquirieron una nueva popularidad.

Fuente: http://sv.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/se-desmiente-la-creencia-de-que-los-tomates-son-venenosos

0
0
0
s2sdefault